REALISMO MAGICO

 Trabajar este estilo de pintura es transformar la realidad, desde el punto de vista del artista, haciendo sentir una emoción en cada lienzo.

Otorga al artista una libertad tan indispensable como el talento y a su vez una exigente disciplina, que conlleva a sentir una sensación de descontento al terminar su obra.

"Dicho descontento es la motivación necesaria para comenzar la siguiente"